top of page

¡CÓMO TUS BIENES TE PUEDEN SALVAR EN UNA CRISIS FINANCIERA!



 

La economía actual ha llevado a muchas personas a enfrentar dificultades financieras que a menudo comienzan como una carga inmanejable de deudas. En la mayoría de los casos, estas deudas se acumulan a medida que las tasas de morosidad aumentan, y las personas se encuentran en una encrucijada: ¿deberían vender sus bienes para pagar sus deudas o aferrarse a ellos por razones emocionales?


Este blog se enfoca en la importancia de considerar la venta de bienes para evitar problemas financieros más graves, como demandas y embargos, proporcionando alternativas y consejos para aquellos que se encuentran en una situación de deuda insostenible.

 

Razones para considerar la venta de bienes:


Evitar demandas y embargos: Una de las razones principales para vender tus bienes es evitar demandas legales y embargos. Las demandas pueden generar costos legales significativos, mientras que un embargo puede ser el aviso de que la propiedad está próxima a perderse.


La perspectiva de una demanda legal o un embargo es aterradora para cualquiera. Cuando las deudas se acumulan y no puedes cumplir con los pagos, los acreedores pueden recurrir a la vía legal para recuperar su dinero, lo que solo agrava tu situación financiera por la presión que ejercen y afecta seriamente tu calidad de vida. Para evitar llegar a esta situación, es esencial considerar la venta de bienes antes de que sea demasiado tarde.

 

Tasas de morosidad en aumento: En estos tiempos, las tasas de morosidad están en su punto más alto en la última década. Cuanto más tiempo esperes para abordar tus deudas, más aumentarán debido a los intereses y recargos.


Este aumento en las tasas de morosidad se debe a una combinación de factores, como la incertidumbre económica, las dificultades laborales y la crisis financiera que afecta en general al mundo. A medida que las tasas de morosidad aumentan, las deudas se vuelven más costosas de mantener. Los intereses y los recargos acumulan una carga financiera adicional, lo que complica aún más tu capacidad para saldar tus obligaciones. Por lo tanto, cuanto más tiempo esperes para abordar tus deudas, más se incrementarán, lo que puede hacer que sea aún más difícil pagarlas en el futuro.

 

Oportunidad de vender a mejor precio: Otra razón importante para considerar la venta de tus bienes antes de ser demandado o enfrentar un embargo es la posibilidad de obtener un precio de mercado justo por tus posesiones. Cuando te enfrentas a una demanda o un embargo, la urgencia puede forzarte a vender tus bienes rápidamente, y es probable que obtengas menos dinero del que podrías haber obtenido si hubieras tenido tiempo para encontrar un comprador adecuado.


Si ya estás en una demanda judicial, puedes realizar una venta planificada y obtener el mejor precio posible para tu propiedad antes que se fije fecha para el remate.


Son varias las etapas del proceso y antes del remate tienes la oportunidad de pagar, algo que comúnmente conocemos como “el demandado tiene la primera opción”, claro que sí, la de pagar, es ilógico pretender en una subasta hacer postura (ofertar) por un bien que es tuyo.

 

Alternativas de solución:

Habla con tus acreedores: Comunica tus dificultades financieras a tus acreedores antes de que lleguen a la etapa de demanda. A menudo, pueden ofrecer planes de pago más flexibles o reducir los intereses si demuestras tu intención de resolver tus deudas.


Piensa muy bien antes de declararte en insolvencia, esa no siempre es la mejor solución y al contrario puedes terminar entregando tu patrimonio “en automático”, de eso hablé en un blog anterior, te invito a que lo leas.


La comunicación es clave cuando enfrentas dificultades financieras. Antes de que tus deudas se conviertan en un problema legal, considera hablar con tus acreedores. Muchas veces, los acreedores están dispuestos a trabajar contigo para encontrar soluciones que te ayuden a pagar tus deudas. Pueden ofrecer planes de pago más flexibles o reducir los intereses si demuestras tu intención de resolver tus deudas de manera responsable. La mayoría de los acreedores prefieren recibir pagos en lugar de involucrarse en costosos procedimientos legales, al final su objetivo no es acumular bienes.

 

Evalúa el valor real de tus bienes: Es fundamental ser realista sobre el valor de tus posesiones y eliminar cualquier valor sentimental excesivo. A menudo, las personas sobrevaloran sus bienes debido a los recuerdos y el apego emocional que tienen hacia ellos.

Evalúa cuidadosamente el valor de mercado de tus bienes y considera cuánto podrías obtener si las vendieras en el mercado abierto. Esto te permitirá tomar decisiones basadas en datos objetivos en lugar de las emociones.

 

Busca asesoramiento legal y financiero: Si te encuentras en una situación crítica de deuda, considera buscar asesoramiento legal y financiero especializado. Un abogado con experiencia en asuntos de deudas puede brindarte información sobre tus derechos legales y opciones disponibles. Un asesor financiero puede ayudarle a crear un plan financiero sólido para abordar tus deudas de manera efectiva y evitar problemas legales.

 

Considera la consolidación de deudas: En algunos casos, la consolidación de deudas puede ser una solución viable. Este proceso implica combinar todas tus deudas en un solo pago con una tasa de interés más baja. La consolidación puede simplificar tus finanzas y hacer que sea más fácil cumplir con tus obligaciones. Sin embargo, asegúrate de que la tasa de interés y los plazos sean favorables y que puedas cumplir con los pagos mensuales de manera constante.

 

Además de estas alternativas, es fundamental crear un presupuesto y un plan de gastos realista que te permita controlar tus finanzas de manera más efectiva.

Reducir los gastos innecesarios y aumentar tus ingresos, si es posible, también puede ayudarte a salir de la deuda de manera más rápida y efectiva.

 

En última instancia, es importante recordar que tus bienes materiales y terrestres son reemplazables, pero la tranquilidad financiera y la capacidad de mantener tu calidad de vida son invaluables. Evitar el estrés de las demandas legales y los embargos puede marcar una gran diferencia en tu bienestar. La toma de decisiones financieras inteligentes y la búsqueda de soluciones antes de que las deudas se acumulen son pasos esenciales para evitar una crisis financiera.

 

En resumen, la venta de bienes antes de que las deudas se acumulen y se conviertan en un problema legal es una estrategia sabia para preservar tu estabilidad financiera. Evitar demandas y embargos, aprovechar oportunidades de venta al precio de mercado y buscar asesoramiento especializado son pasos esenciales. La toma de decisiones basada en datos objetivos, en lugar de emociones, te ayudará a superar tus dificultades financieras y avanzar hacia un futuro más seguro y estable.

 

 

Gerly Pulido Olave

Abogado Especialista en Derecho Procesal

Comentarios


Entradas destacadas
Entradas recientes
bottom of page