top of page

INVIERTE INTELIGENTEMENTE EN REMATES JUDICIALES: TIPS Y CONSEJOS

En Colombia, los remates judiciales son una forma interesante y accesible de adquirir bienes a un precio más bajo que el mercado. Sin embargo, aún existe cierta desconfianza y desconocimiento sobre esta opción de inversión y compra. En este blog, vamos a explicarte lo que necesitas saber para aprovechar esta oportunidad única.


¿Qué son los remates judiciales?

Los remates judiciales son subastas públicas en las que se ponen a la venta bienes embargados generalmente por orden de juzgados o entidades del Estado a través de un proceso legal. Estos bienes pueden ser inmuebles, vehículos, maquinaria, entre otros. Los remates judiciales se realizan con el fin de recuperar deudas, indemnizaciones, multas o para dividir el valor de una propiedad entre sus dueños.

Es importante destacar que los bienes ofrecidos en los remates judiciales suelen tener un precio inferior al valor de mercado, ya que la idea es que el acreedor recupere el dinero adeudado lo antes posible.


¿Cómo participar en un remate judicial?

Para participar en un remate judicial, lo primero que debes hacer es estar informado sobre las diligencias que se llevarán a cabo en tu municipio o ciudad. Esto lo puedes hacer consultando los remates judiciales que publican los juzgados y las páginas web especializadas en subastas como www.rematesmil.com

Una vez identificado el bien que te interesa, debes acudir a la subasta y presentarte como postor. Es importante que tengas en cuenta que, para participar en un remate judicial, debes tener una solvencia económica que te permita cubrir el valor del bien en caso de resultar ganador. Además, deberás depositar previamente el 40% del valor del bien para participar, sino lo ganas te devuelven esta garantía.

Si resultas ganador en la subasta, deberás realizar el pago del bien en un plazo de 5 días y cumplir con el pago del impuesto de remate (5%)

¿Qué ventajas tienen los remates judiciales?

Los remates judiciales ofrecen varias ventajas a quienes estén dispuestos a invertir en ellos. Entre las más importantes, podemos mencionar:

  • Precios bajos: los bienes que se ofrecen en los remates judiciales suelen tener un precio inferior al valor de mercado (en la mayoría de los casos superan el 30%), lo que los convierte en una opción atractiva para aquellos que quieren adquirir bienes a precios accesibles.

  • Amplia variedad: en los remates judiciales se pueden encontrar semanalmente listados con más de 400 ofertas, bienes de todo tipo, desde inmuebles hasta vehículos y maquinaria, lo que permite a los compradores tener una gran variedad de opciones para elegir.

  • Oportunidades de inversión: si bien algunos de los bienes que se ofrecen en los remates judiciales pueden requerir cierta inversión para su recuperación, esto también puede representar una oportunidad para quien esté dispuesto a invertir en su recuperación y posterior reventa a un precio mayor.

¿Qué riesgos hay en los remates judiciales?

Como en cualquier inversión, los remates judiciales también tienen sus riesgos. Algunos de los principales son:

  • Bienes en mal estado: como mencionamos anteriormente, algunos de los bienes que se ofrecen en los remates judiciales se encuentran en condiciones de deterioro, lo que puede requerir una inversión adicional para su recuperación.

  • Problemas legales: aunque los bienes que se ofrecen en los remates judiciales han pasado por un proceso legal, esto no garantiza que no existan problemas legales pendientes.

  • Competencia: en algunas subastas, puede haber una gran cantidad de postores interesados en el mismo bien, lo que puede elevar el precio y reducir la ventaja económica de la compra.

¿Qué se debe tener en cuenta antes de participar en un remate judicial?

Antes de decidir participar en un remate judicial, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Conocimiento del proceso: es fundamental estar informado sobre el proceso de subasta y las condiciones de venta, así como conocer la normatividad vigente en materia de remates judiciales.

  • Solvencia económica: como mencionamos anteriormente, para participar en un remate judicial se requiere contar con la solvencia económica necesaria para cubrir el valor del bien y la garantía correspondiente.

  • Revisión del bien: es importante que antes de la subasta se realice una revisión del bien que se quiere adquirir, con el fin de determinar su estado y las posibles inversiones adicionales que se requieran.

  • Asesoría legal: contar con un abogado experto en remates judiciales puede ser de gran ayuda para evitar problemas legales y garantizar una compra segura.

Conclusión

Los remates judiciales representan una oportunidad única para adquirir bienes a precios accesibles en Colombia. Si bien es importante tener en cuenta los riesgos y aspectos legales del proceso, con la información adecuada y la asesoría necesaria, los remates judiciales pueden ser una opción interesante para quienes buscan invertir o adquirir bienes de forma económica.

¡No dudes en informarte y explorar esta opción de compra!



Gerly Pulido Olave

Abogado

Especialista en Derecho Procesal

Entradas destacadas
Entradas recientes
bottom of page